La Hora Cero

by

Dar el salto

Con el equipo del primer Startup Weekend (SW) del 2014 nos propusimos armar un post con herramientas y recomendaciones para que todos puedan sacarle el mayor provecho posible al evento.

Al estar vinculado al mundo de la educación online asumí el rol y la gran responsabilidad de preparar algo. El problema que surgió inmediatamente en mi cabeza fue: de todo lo que hay, ¿qué priorizar? ¿Qué es lo esencial y principal?

Sin pensarlo hice lo que cualquiera (supongo) haría: buscar en internet qué propuso alguien ya a manera de resumen, y voilá! Un excelente artículo de un emprendedor de Seattle, EE.UU., llamado Marc Barros (@marcbarros) que, para serles sinceros, voy a usar de base para este pequeño post y que pueden leer acá si no tienen problemas con el idioma inglés.

Lo más rescatable del artículo de Marc y lo que quiero recalcar es la cuestión de resolver un problema. Por lo general cuando nos sumergimos en el mundo de los emprendimientos por primera vez lo hacemos con una frase que empieza con “tengo una idea espectacular que…” y no cabe duda que cuando les toque pitchear su propuesta en el SW hablen sobre ideas y no sobre un problema que quieran resolver.

El problema de arrancar por la solución es que esta SEGURO que va a cambiar, por muchos motivos: nos dimos cuenta tarde que a nadie le interesa, o que en realidad no funciona, o mil motivos mas. En cambio, si nuestro foco esta en resolver un problema que nos apasiona, seamos especialistas o no en el mismo, nos pueden pasar muchas cosas en la vida del emprendimiento (y van a pasar), pero siempre vamos a seguir adelante porque nuestro foco está puesto en resolver el problema. Este puede ser cualquier tipo de problema, desde una necesidad social (ej. acceso a educación) a una necesidad de negocios (ej. poder cobrar con tarjeta de crédito en mi sitio web); no importa el problema que les divierta, que les apasione, pero es fundamental centrarse en definir correctamente que quieren resolver.

Consejo #1: Identificar un problema a resolver antes de pensar en una “solución”

Como cita Marc a Simon Sinek a partir de su charla TED, “la gente no compra lo que haces, sino porqué lo haces”.

Lo siguiente es poder identificar si este es un problema que efectivamente alguien lo padece, por ende es necesario salir a la calle (literalmente) e identificar ese alguien.

Para esto existen muchos métodos que varios emprendedores utilizan para llevar adelante esta etapa exploratoria de concretamente definir el problema a abordar, encontrar el potencial usuario y comenzar a idear una solución. El más utilizado en la actualidad es el de Lean Startups (o Emprendimientos Agiles), creado por Eric Ries, basado en la metodología del emprendedor y profesor de la Universidad de Stanford (EE.UU.), Steve Blank, llamado Customer Development (un resumen de lo que Blank enseña se llama Lean Launchpad y hay un curso gratuito online – en inglés pero con subtítulos en español – acá que puede interesarles).

Los conceptos que engloba esta metodología es justamente una propuesta sobre salir a la calle e identificar quien es mi cliente/usuario y como descubrirlo, si la propuesta que le acercaré realmente resuelve su problema, y como ir haciendo pequeñas pruebas, que no insuman ni recursos ni tiempo en exceso que puedan hundir al proyecto, para ir mejorando lo que hacemos.

Consejo #2: No imagines quién será tu usuario y salí a la calle a descubrirlo

Como les mencionaba, los conceptos de Steve Blank tienen sustento sobre otra interesante herramienta que hoy es utilizada en reemplazo al tradicional “Plan de Negocios” para justamente tener la agilidad para poder ir corrigiendo nuestro rumbo a medida que vamos descubriendo y midiendo distintos aspectos de nuestro emprendimiento. Esta herramienta es conocida como el Business Model Canvas (BMC) o Lienzo del Modelo de Negocio en español. En el curso que les compartí más arriba Steve Blanc explica como utilizar el BMC, sino acá tienen una explicación muy buena y resumida en español.

El BMC nos permite de forma bien concreta poder ‘mapear’ nuestro proyecto en las áreas clave de éste para poder tener un primer vistazo sobre la solución que estamos proponiendo al problema de aquellas personas o entidades que identificamos que tienen ese problema.

Siguiendo con la metodología de descubrimiento, de medición y corrección de Lean Startups pondremos a prueba nuestro BMC al definir una primer solución y salir a la calle a investigar si los usuarios que identificamos ven resuelto el problema con esta solución e incluso si estarían dispuestos a dar algo de ellos (dinero, tiempo, información) para tenerla. Vale aclarar que la solución no tiene porque ya ser la definitiva y compleja, se les puede ocurrir algo en papel o lo que fuere para simular la experiencia de la solución.

A medida que vayamos poniendo a prueba nuestro proyecto, iremos modificando el BMC hasta la mejor versión que lleguemos para presentar ante el jurado de SW.

Consejo #3: Construí una propuesta de proyecto pero no la idealices, volvé a ponerla a prueba en la calle y ve ajustándola de a poco

Recuerda que lo mejor siempre es mostrar evidencia que valide que existe tu problema, que la solución parece atractiva, y ¡que efectivamente alguien durante el fin de semana pagó por ella!

No se desanimen si no llegan a realizar todo lo que esperaban o querían. 54 horas al final no es tanto tiempo, pero si el justo como para poner en práctica muchas de estas recomendaciones, hacer nuevos amigos o hasta socios, conocer más de cerca el ecosistema emprendedor y por sobre todo divertirse y pasarla bien (al final de cuentas, todo se trata de eso, ¿no?).

Aparte, SW no termina el domingo, sino que ahí comienza el largo camino del emprendedor (lo digo por experiencia). Esperamos que puedan sacar el mayor provecho de la experiencia de Startup Weekend, que se vayan inspirados, con ganas de verdaderamente cambiar sus vidas y sobre todo cambiar el mundo, impactándolo positivamente con sus proyectos.

Cualquier comentario, duda o lo que sea, estamos a disposición de ustedes. En definitiva, el ecosistema así se nutre.

¡Saludos!

Nacho Puig Moreno

pd: No puedo dejar de recomendarles el curso que preparamos en Acamica (proyecto que nació en un Startup Weekend por allá en 2012) sobre El Arte de Emprender desde América Latina, contado directamente por los principales actores del ecosistema.

ppd: les dejo unas recomendaciones de libros relacionados que son de interés. Nota: los links son a Amazon.com por facilidad, pero búsquenlos en sus tiendas de preferencia. Los títulos son los originales en inglés para poder encontrarlos.